Pueblo Tuscarora

Bandera iroquesa
Bandera de las seis naciones iroquesas

El pueblo nativo americano Tuscarora pertenece a la liga Iroquesa junto con el resto de naciones: Mohawk, Seneca, Oneida, Cayuga y Onondaga. Actualmente gran parte de ellos residen en una reserva en Nueva York y mientras que otros están en la reserva de las Seis Naciones en Canadá.

Los tuscarora vivían en las llamadas casas largas, hechas de madera con cubierta de corteza de olmo. Dadas sus dimensiones albergaban varias familias de un mismo clan. Su organización es dirigida por el Consejo Tribal, elegido por el Clan de las Madres formado normalmente por las mujeres más ancianas y experimentadas. El Clan de las Madres se encarga de vigilar el seguimiento y cumplimiento de las tradiciones así como la preparación de ceremonias como bodas o funerales.

Mujer tuscarora con bebe
Mujer india tuscarora y bebe. Robert N. Dennis Collection.

El escritor Doug George-Kanentiio define el Clan de la Madres a partir de la idea de la mujer como centro de la vida iroquesa:

En nuestra sociedad las mujeres son el centro de todas las cosas. Creemos que la Naturaleza ha dado a las mujeres la capacidad de crear; por lo tanto, es natural que las mujeres estén en posiciones de poder para proteger esta función.

Es nuestra creencia que ya que las mujeres eran los dadores de vida ellas también regulaban naturalmente la alimentación de nuestro pueblo. En todos los países, la verdadera riqueza se deriva del control de la tierra y sus recursos. Nuestros
filósofos iroqueses sabían tan bien esto como nosotros conocíamos la ley natural.

Para nosotros se hace lógico que las mujeres controlen la tierra, ya que son mucho más sensibles a los ritmos de la madre Tierra. No nos perteneció la tierra pero fuimos sus custodios. Nuestras mujeres decidían cualquiera y todas las cuestiones relacionadas
con el territorio, en particular cuando una comunidad se iba a formar y cómo se iba a utilizar la tierra.

Compartir:

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos y para fines de afiliación y para mostrarte publicidad relacionada con sus preferencias en base a un perfil elaborado a partir de tus hábitos de navegación. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos.Ver Política de cookies
Privacidad